Saltar al contenido

Posible transmisión coronavirus madre-hijo durante en embarazo en el hospital de la Paz.

Posible transmisión coronavirus madre-hijo durante en embarazo en el hospital de la Paz.

Posible transmisión coronavirus madre-hijo durante en embarazo en el hospital de la Paz.

El jefe de la unidad de neonatología subrayó que la sintomatología en los bebés «parece tener poca importancia» y también aseguran que «la lactancia materna en madres con COVID-19 es un procedimiento seguro».

El Hospital Universitario de La Paz (Madrid) ha registrado un posible caso que sugiere la transmisión vertical de COVID-19 de madre a hijo durante el embarazo, un tipo de contagio del que prácticamente no se han registrado casos en la literatura científica.

Información y pautas generales para las mujeres embarazadas detenidas La jefa de la Unidad de Neonatología del Hospital de La Paz, Adelina Pellicer, explicó que durante esta pandemia en su hospital se habían registrado varios casos de la enfermedad en recién nacidos debido al contacto con el medio ambiente. Además, Pellicer informó de un caso «que podría describirse como una transmisión vertical a través de la secuencia de positividad en el recién nacido». La transmisión de madre a hijo, cuando se produce, se debe principalmente al contacto estrecho entre ellos después del nacimiento.

En el caso de la transmisión intrauterina vertical, se ha definido como la determinación de una prueba positiva en la placenta, el líquido amniótico, la sangre del cordón umbilical o los hisopos nasofaríngeos y/u orofaríngeos del recién nacido mediante la PCR realizada inmediatamente después del nacimiento. «Hay casos reportados en la literatura científica», dijo Pellicer, quien señaló, sin embargo, que los síntomas del coronavirus en los bebés «parecen ser de menor importancia» y que su evolución no alcanza los niveles de gravedad observados en otras poblaciones.

Sí, ha habido casos de recién nacidos que han tenido que ser ingresados en el hospital después de ser dados de alta e infectados con el SARS-CoV-2 y que han recibido un tratamiento específico, pero la evolución ha sido muy favorable, dijo.Nuevas medidas de seguridad Durante estos meses, en La Paz, todos los niños nacidos de madres que dieron positivo en las pruebas de COVID-19 o que estaban siendo investigados se sometieron a una PCR . «COVID-19 no tiene consecuencias graves para la mujer embarazada, pero puede provocar complicaciones para el bebé. Actualmente, todas las madres que dan a luz en el hospital son examinadas para confirmar si están infectadas o no, y el porcentaje de casos positivos ha disminuido significativamente en los últimos días.

El tratamiento para los bebés -dice Pellicer- es la hidroxicloroquina -como en los adultos- a dosis definidas y con una duración de tratamiento establecida.La Paz tuvo que cambiar su funcionamiento durante esta crisis y las madres ahora pasan menos tiempo en el hospital después de que el bebé nace, por lo que sólo 24 horas, por lo que también fue necesario crear un circuito estableciendo un sistema de visitas a domicilio de 48 horas por parte de las comadronas para realizar la prueba metabólica del talón.

A pesar de todos estos cambios, Pellicer sostiene que, tras comprobar las estadísticas, no se observó ningún aumento en el uso de los servicios de emergencia por parte de los recién nacidos, ni una mayor tasa de admisión. «Estamos muy contentos porque ha funcionado muy bien», dijo, «El cambio de los pacientes en cuanto a criterios de salud es muy favorable, porque no hemos visto más morbilidad y con las tendencias actuales de fomentar el vínculo afectivo, mantener a la madre y al hijo junto a la familia lo antes posible en el hogar, realmente estamos viendo dos necesidades muy eficazmente y estamos muy satisfechos», dijo.

La lactancia es un procedimiento seguro «Por otra parte, la Fundación para la Investigación Biomédica de La Paz está llevando a cabo un estudio sobre la lactancia en la transferencia de posibles factores de protección contra COVID-19. «Lo que pretendemos demostrar es que la lactancia materna en madres con COVID-19 es un procedimiento seguro y, al mismo tiempo, averiguar si, a través de la lactancia materna, obtenemos beneficios para el recién nacido mediante la transferencia de factores inmunológicos», explicó.tiene un presupuesto de algo más de 60.000 euros y actualmente han recogido más de mil muestras. Se trata de un estudio multicéntrico, pero centrado en la Comunidad de Madrid, en el que también participan hospitales de la red pública y privada, especialmente el 12 de octubre y los hospitales del grupo Quirón Salud. 

//zuphaims.com/afu.php?zoneid=3422023